18
Ago

La importancia de aprender a elegir tus metas

Cuando una persona vive su vida sin buscar algo en específico, ¿qué le motiva? ¿Qué hace que logre un buen crecimiento, tanto personal como profesional? ¿Cómo es que logra cambiar en cada etapa de su vida?

Es muy importante que tengamos al menos una meta para que cada día trabajemos, aunque sea solo un poco, por lograrla. Además, si esa meta tiene una fecha establecida, ¡mejor!

¿Sabías que las personas que tienen objetivos establecidos y claros tienden a ser más organizadas, responsables y, lo más importante de todo, exitosas?

SMART es una forma muy inteligente (lo lamentamos, no hay otra forma de describirlo) de transformar tus ideas en planes y tus días en acciones, al elegir metas que cumplan con las siguientes características.

Específicas

¿Qué es lo que quieres lograr? Es muy importante que te quede muy claro el objetivo final y puntual para que a los demás que estén involucrados también lo entiendan.

Medibles

¿Cómo vas a saber si alcanzaste el éxito? Tu meta debe ser medible de alguna forma para que puedas identificar si realmente estás lográndolo con el método que usas o fracasando en el intento.

Alcanzables

No te vas a quedar toda la vida con esa meta, ¿verdad? ¡Te aburrirías! Es por eso que debes evaluar si realmente puedes encontrar la manera de alcanzar el objetivo. No importa el tiempo que te tardes o si tienes que poner metas intermedias, todo es paso a pasito.

Relevantes

¿De qué sirve que logres cumplir tu meta si no ayuda ni en tu vida ni en tu carrera profesional? ¡Intenta que el esfuerzo que le inviertas valga la pena!

Con tiempos establecidos

Asegúrate de que puedas establecer punto de inicio y final para que no te desesperes. ¡Todo toma su tiempo!

Este modelo te ayudará a convertir tu “quiero que mi negocio crezca” en un “el negocio aumentará su demanda en un 20% durante el primer semestre del año”. ¿Ves? ¡Es más sencillo de lo que crees!

 

Fuente: El Financiero