16
Jul

Los 7 errores más comunes cometidos por los freelancer

 

 

 

 

 

Cada vez son más las personas que optan por seguir un estilo de vida independiente o deciden comenzar su propia empresa por sí mismos y trabajan de manera freelancer, no obstante, seguir este modelo de trabajo trae consigo algunos hábitos que suelen ser negativos. Es por esto que les compartiremos los 7 errores más comunes realizados en este modelo laboral.

 

  1. Aceptar más trabajos de los que puedes manejar

Este es el error más común realizado por freelancers. Nunca te comprometas a realizar proyectos sin detenerte a pensar si tienes el tiempo suficiente para completarlos con la calidad que tu cliente desea. Si no puedes aceptar el proyecto, no lo hagas, y trata de guiar a tu cliente con alguien más.

 

  1. No informar a tus clientes sobre el status de los trabajos

Para evitar tener problemas con tu cliente, debes mantener una comunicación abierta. Enviándoles nuevos reportes del proyecto, no solo recibirán actualizaciones de status sino que mostrarás lo profesional que eres. Hacer esto permite que ambos estén en la misma página.

 

  1. Utilizar expresiones inadecuadas

Aunque tengas una relación de cercanía con tu empleador, siempre debes mantener la distancia que los separa. Evita las expresiones de mucha confianza cuando hables con ellos. Sé educado y profesional.

 

  1. No conocer a tus empleadores lo suficiente

¿Mantienes un registro de cada proyecto en el que trabajaste y de los empleadores con los que colaboraste? Conocer a tus empleadores podría traerte algún beneficio. Podrías utilizarlos como referencias para futuros proyectos, o tal vez ofrecerles una sociedad cuando tu negocio crezca.

 

  1. Enviar propuestas sin personalizar

A los clientes nos les gusta recibir propuestas en donde es evidente que existe copy & paste. Las propuestas que carezcan de personalidad muestran que no existe un interés verdadero en el proyecto. Escribe propuestas que no molesten a tus empleadores, muestra tu interés en ganar el proyecto.

 

  1. Posponer constantemente los plazos de entrega

Hablará muy mal de ti no ser capaz de informar a tus empleadores sobre cuál será el deadline del proyecto. Así como te tomaste tiempo para postularte al proyecto, tomate el tiempo para determinar cuando lo terminarás. Si pospones el plazo de entrega, esto te traerá malas calificaciones y feedback.

 

  1. Cambiar el precio de un proyecto después de obtenerlo  

A nadie le gusta querer comprar algo a un buen precio, ir a pagar, y descubrir que el precio de lo que queremos ha subido sin ningún motivo. Esto mismo ocurre cuando tu quieres cambiar el precio de tu servicio una vez aceptado el proyecto. Es por esto que debes determinar bien si la complejidad del trabajo justifica el precio antes de aceptarlo.

 

Fuente: Apertura