06
Jul

Tips para saber cómo analizar a tu competencia

 

 

 

Estudio de mercado

Normalmente, cuando decidimos montar una empresa o negocio, hacemos de forma más o menos formal un estudio de mercado y, dentro de él, un análisis de entorno competitivo. En él vamos a estudiar el tamaño del mercado, el tipo de consumidor, los hábitos de consumo y demás. Sería, de alguna manera, el análisis cuantitativo puro y duro.

 

Entrevistas a tu cliente

De estas entrevistas vamos a extraer el análisis cualitativo para poder conocer qué es lo que nuestros potenciales clientes perciben de nuestro sector. Por ejemplo, para buscar una clase de inglés, ¿a quién preguntan los clientes? Seguramente, a las madres de los compañeros de sus hijos. De manera que las fuentes de información que creemos, que son las primordiales a priori, luego no son utilizadas por nuestro usuario.

 

Mistery shopping

Esta sigue siendo una de las herramientas más útiles para analizar a tu competencia, ver cómo funcionan desde el punto de vista del cliente: cómo satisfacen sus necesidades, qué trato ofrecen, qué tarifas tienen, cómo resuelven las dudas, que argumentarios utilizan… Todo ello puede servirnos para identificar los puntos fuertes de nuestros rivales y mejorar así nuestras debilidades.

 

 

Observación

Tanto de nuestra competencia como del mercado. Como técnica de investigación, consiste en ver y oír los fenómenos que queremos estudiar. Es una herramienta fundamental para entender al detalle la empresa y el entorno que la rodea. Para ello, debemos mirar a nuestro alrededor con ojos múltiples, lo que significa que todos los miembros de la organización deben aportar información al sistema de inteligencia del negocio.

 


Metodología de las 5 fuerzas

Valentín Nomparte, socio de Moebius Consulting, propone la metodología de las 5 fuerzas de Porter, donde se analiza el atractivo de una industria en función de cinco dimensiones básicas: intensidad de la competencia actual, poder de negociación de los proveedores, poder de negociación de los clientes, existencia de productos sustitutivos y posibilidad de entrada de nuevos competidores en ese mercado.

 

Lienzo estratégico

Esta herramienta, propuesta en su día por W. Chan Kim y R. Mauborgne, consiste en crear un eje de coordenadas, donde las ordenadas representan los factores del éxito de un nuevo producto, servicio o modelo de negocio frente a la competencia y en el eje de abcisas una ponderación numérica de los factores competitivos que más inciden en la rentabilidad del negocio.

 

Con toda la información que obtengas de estas seis herramientas, tienes que ser capaz de responder a estas 10 preguntas fundamentales sobre tu competencia.

 

 

Fuente: Emprendedores