20
Jun

¿Necesitas dinero para tu negocio? Busca inversionistas.

El financiamiento es uno de los principales retos para el emprendimiento. Encontrar un equipo que crea en tu proyecto y se arriesgue a capitalizarlo es lo que hace la diferencia entre jugar un partido o quedarte en la banca.

El mercado ofrece distintas alternativas para capitalizar las ideas de los emprendedores y parte del juego es encontrar la ideal para tu proyecto. Una de esas alternativas son los fondos de capital.

Los fondos de capital son una “bolsa” donde muchos inversionistas meten su dinero para comprar “cachitos” de empresas con alto potencial, hacerlas crecer y una vez exitosas vender su participación con una ganancia importante.

 

Tipos de inversión

Dependiendo el momento en el que se ubique tu proyecto puedes identificar perfectamente el tipo de inversión que necesitas.

Todos comienzan por las populares “3F” (Family, Friends & Fools), un término en inglés para describir que al principio los papás, vecinos y amigos, deciden cooperar contigo y convertirse en tu primera fuente de financiamiento.

Después de esta etapa aparecen los ángeles inversionistas que son los individuos que tienen patrimonio y buscan oportunidades de inversión en nuevos negocios.

Le siguen los fondos de capital semilla, esta etapa la integran normalmente varios ángeles inversionistas, que ya le agarraron el gusto a las startups, y que hacen aportaciones en un rango de 100 mil dólares a un millón de dólares.

Los fondos de capital emprendedor, son aquellos con un rango de inversión de uno a 10 millones de dólares. Quizá aquí el emprendedor no haya alcanzado una rentabilidad positiva, pero tiene perfectamente ubicado y ya trabaja con el mercado de su producto.

Por último, los fondos de capital privado se caracterizan por hacer inversiones superiores a los 10 millones de dólares. Estos hacen inversiones en empresas  que ya son rentables, aunque más que aportar dinero se caracterizan por comprar acciones de las empresas.

¿Quién busca a quién?

La unión de talento con recursos económicos es una chamba que se hace por ambos lados. Aunque cada fondo invierte en distintas áreas, los sectores favoritos de estos son: tecnología, telecomunicaciones, comercio y servicios financieros.

Muchas veces como emprendedor se es muy bueno en lo que se hace, pero no se tiene la experiencia en buscar relaciones con otras empresas, ni en buscar financiamiento y esta es precisamente la fortaleza de los fondos. Te recomendamos buscar el tuyo si estás en camino de emprender tu nuevo negocio.