18
May

Cómo darle seguimiento a tus contactos

Es muy común que las personas que asisten a eventos de networking terminen con un montón de tarjetas de presentación que acaban en la basura, sin siquiera darles un segundo vistazo. El mayor beneficio de asistir a este tipo de eventos viene después del mismo, y si no le das seguimiento, es prácticamente una pérdida de tiempo.

 

Aunque el simple hecho de dar seguimiento te ayudará a sobresalir, existen algunos pasos para que este proceso sea completamente efectivo. No importa si escribes un email o haces una llamada, debes planear lo que le dirás a la persona para que te responda y esté dispuesta a verte de nuevo.

Toma nota de estos consejos para sacar el mejor provecho de tu proceso de seguimiento:

 

  1. Establece el tono

El tono de tu comunicación debe ser divertido y relajado, pero a la vez profesional y respetuoso. No seas demasiado serio, pero tampoco exageres en la informalidad. La idea es que extiendas la buena impresión que hiciste cuando conociste a tu contacto en persona.

 

  1. Recuerda lo que fue memorable

¿Qué fue diferente o destacable en la persona a la que escribes o llamas? Si usó algún gimmick, jingle o vestimenta especial para apoyar su negocio, haz mención de lo inteligente que fue al hacerlo.

 

  1. Refresca su memoria

Menciona algo de lo que hayan hablado o de lo que se hayan reído para lograr que te recuerde. Habla de lo que dijo acerca de su profesión o de lo que le gusta hacer. Algo como “Tu visión en el marketing digital realmente fue refrescante” podría funcionar.

 

  1. Haz un cumplido

Habla sobre su entusiasmo por la industria o de sus ideas y perspectivas únicas. Sé sincero y evita ‘hacer la barba’. Sólo hazle saber porque crees que vale la pena seguir en contacto con él o ella.

 

  1. Sé un conector

Éste es un consejo principalmente para los organizadores de eventos, pero es muy efectivo para quien sea. Cuando conozcas a algún contacto de negocio, dale el nombre de alguien con quien creas debe conectarse. Debe ser una persona que le pueda ayudar en su negocio o que pudiera estar interesado en sus servicios o productos.

 

  1. Cierra el trato

No se trata de que hagas tu pitch o intentes vender algo. Tu objetivo en este paso es simplemente conseguir una cita. Así que sugiere ir a comer o por un café pronto. Es importante que recomiendes una hora y lugar, y que le hagas saber que estás ansioso por volverlo a ver y conservar la relación.